fbpx

Lo que me ha pasado desde que me conecté con La Luna


Todo empezó hace 4 años cuando fui a una consulta de “ginecología alternativa”, (voy a decirle así porque no sé cómo se llama). Empezaba una relación de pareja y quería ver mis posibilidades anticonceptivas con métodos naturales.

Lo primero que hizo la chica fue explicarme cómo nuestro ciclo es un espejo del ciclo de la luna. Esto era algo que yo había oído pero no lo había puesto en práctica.

El ciclo de la luna

Te voy a contar lo que yo entendí y con lo que me conecté, si quieres saber y conocer más puedes seguir a @catagaribello que es experta en el tema.

Luna Nueva

Recuerda que la Luna Nueva es cuando no la vemos en el cielo.

Asociada al ciclo menstrual es el momento de la menstruación, es el fin y el inicio.

Es el momento de sembrar ideas y proyectos. Es cuando hacemos el duelo de la vida que no fue, pero se abre la esperenza a un nuevo comienzo.

Por algo se llama Luna Nueva y no Luna cierre.

También es un momento que nos invita a conectarnos con nuestra intuición por la falta de luz, si oímos nuestra sabiduría interior sabremos qué es verdad para nosotros.

Luna Creciente

Después de 7 días (aprox) llega la Luna Creciente, que es cuando empieza a llenarse hasta llegar a Luna Llena.

En este momento tenemos la energía masculina fuerte, nos sentimos con energía, imparables, somos pragmáticas y nos le medimos a lo que sea.

Estamos a portas de brillar con todo nuestro esplendor, así que estamos emocionadas y felices.

Durante este periodo somos muy adolescentes, queremos libertad y disfrutar el día a día.

Luna Llena

Y llega la Luna Llena, toda la luz y la energía reflejada. Es el momento de brillar, asociada al ciclo menstrual es el momento de la ovulación, es como la metáfora de que la vida es posible.

Queremos arreglarnos, sentirnos atractivas y, generalmente, somos muy llamativas para los hombres.

Es el momento de que nuestros proyectos se den la oportunidad de florecer, hay mucha energía y mucha luz para aquello que sembramos en la Luna Nueva.

Luna Menguante

La Luna Menguante llega 7 días después (aprox) del día de Luna Llena y es ese momento donde empieza a desvanecerse.

Es una invitación a cerrar, a limpiar a dejar atrás lo que ya no nos sirve.

Nos sentimos más cansadas, estamos sin energía, y lo que yo he podido ver es que es el momento cuando más peleamos con nuestro novio.

Estamos “revueltas” y no podemos ver bien, nos confundimos, creemos que algo es cierto pero no tenemos la luz suficiente para confirmarlo.

Según mi experiencia es mejor esperar a que llegue la Luna Nueva para tomar una decisión.

El ciclo de la luna y mi ciclo

Es importante tener claro que el ciclo de “Mi Luna” puede no estar sincronizado con el ciclo lunar colectivo.

Es decir yo puedeo estar menstruando (Luna Nueva), cuando la Luna para todos está llena.

En estos casos hay que hacer una doble lectura, por un lado, entender dónde estoy yo en mi ciclo y, por otro, entender la energía general que la luna me ofrece.

Hacer un diario de emociones es un ejercicio muy chévere porque después de unos meses puedes identificar patrones y conocer mejor tu cuerpo.

Ejemplos: te das cuenta que lloras alrededor del día 21, que te cuesta levantarte en luna menguante y otros más que te pueden ayudar a reconocer cómo estás y hacer una predicción de tu agenda para no tomar decisiones importantes justo el día que sueles estar que no te aguantas ni a ti misma.

¿Cómo me conecté con la Luna?

Empecé a conectarme con la Luna haciendo un seguimiento de mi ciclo, donde procuraba anotar los eventos llamativos del día a día:

  1. Dolor de cabeza
  2. Mal genio
  3. Tristeteza
  4. Cansancio
  5. Peleas
  6. Miedos
  7. Cólico
  8. Granitos
  9. Sed
  10. Hambre

Con esto empecé a conocer mi cuerpo y pronto me di cuenta cuándo estaba ovulando, cuándo me iba a llegar, cuándo estaba pelietas, cuándo eran miedos infundados y demás.

Después de varios ciclos, mi ciclo menstrual empezó a sincronizarse con el ciclo lunar, así que me llegaba justo en Luna Nueva y ovulaba en Luna Llena.

La plana de Luna Nueva

Luego me llegó la información de la plana de Luna Nueva, es una plana que iniciamos todos las Lunas Nuevas donde ponemos un propósito que queremos y lo escribimos 21 veces, durante 21 días.

Eso quiere decir que terminamos con la luna menguante que es el tiempo de descansar.

La idea es hacer esta plana en un cuaderno de hojas amarillas, con un bolígrafo rojo, y hacerla con una velita prendida y una esencia en el difusor de aromas.

Si quieres puedes adquirir el kit aquí.

Este ejercicio toma alrededor de 15 minutos o media hora, dependiendo de la extensión de tu pedido, y es perfecto para mantener el foco.

¿Cómo escribir tu propósito?

Luego, llegó Marithza Rodríguez, una de mis coaches (la puedes seguir en @eligetufelicidad) y me enseñó sobre las aformaciones, que es hacer nuestros propósitos en forma de pregunta.

Empecé a aplicarlo y ha sido un éxito.

¿Cómo está compuesto tu propósito?

  1. Está formulado en pregunta
  2. Tiene tu nombre y apellido
  3. Inlcuye la palabra soy
  4. Tiene definida una fecha

Veámos un ejemplo:

¿Por qué yo Silvana Piedrahita soy una mujer que viaja a Japón antes de diciembre de 2021?

Recuerda debes repetir 21 veces esta frase durante 21 días.

Meditación activa con las mándalas

Después llegó a mi vida Gloria (la puedes seguir en @Glojag) y me mostró el mundo de las mandalas, creamos un taller de Luna Nueva, Luna Mágica para acompañar a mujeres a lograr sus propósitos en 1 año, en conexión con las mandalas y con las energías del Tarot.

Eso significa que ahora el día que empieza cada fase lunar dibujo una mandala y me conecto con la energía y simbología, e intenciono mis propósitos mensuales y anuales en ellos.

Creamos una guía para con mandalas para conectarte con Luna que puedes comprar aquí.

El cheque de la abundancia

Este es otro ejercicio que realizo y es el cheque de la abundancia. Todas las lunas nuevas me giro un cheque, que emite el banco universal y el cual paga todo, todo, todo lo que voy a comprar ese mes.

Lo hago a mi nombre por un monto en el que escribo literal “pagado total” y está firmado por el banco universal.

Si pones en Google cheque de la abundancia te salen varios ejemplos.

Ese cheque lo llevo en mi billetera y siempre que hago una compra (sobre todo cuando siento inseguridad) me recuerdo que tengo un cheque del banco universal que salda todos mis compromisos.

Así me conecto con la Luna Nueva

Desde que estoy conectada con la Luna todo en mi vida fluye mejor, siento la energía a mi favor y entiendo cómo aprovechar mi energía cíclica para los procesos del día a día.

Además, he logrado con la plana mis propósitos a corto plazo y siento que ya materialicé los propósito a largo plazo (solo que están en proceso de envío jajajajaj y no me han llegado, pero tengo la certeza de que ya los he creado)

¿Cuál es mi invitación?

Inténtalo, práctica y comprueba tú misma los resultados.

Crédito de la imagen: Kym MacKinnon on Unsplash

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *